Noche de ritual

Con un Teatro Vorterix repleto de sus fieles acólitos lo suecos de Ghost cumplieron su promesa de volver al Sur del Cielo con un show impactante y lleno de misticismo.Ghost-Teatro-Vorterix-Agosto-2014-Buenos-Aires-En-Foco-Foto-Victor-Guagnini-3

A penas pasadas las 21 las luces del Teatro dejaron el recinto envuelto en penumbra, los fieles comenzaron a agitarse y a agolparse contra la valla mientras los cantos gregorianos inundaba la sala y la niebla se adueñaba del escenario.

La tensión y la ansiedad generada durante el show de año pasado en River junto a Iron Maide y Slayer podían sentirse. En esa ocasión vimos lo que uno de los Ghouls supo describir como “un adelanto” en una entrevista previa al show de Vorterix con César Fuentes Rodríguez, la verdadera experiencia Ghost nos llegó un año después en formato de misa negra de domingo.

El arranque de la mano Infestissumam bastó para que todo el recinto coreara el salmo que invoca al oscuro con garra y pasión antes de que Papa Eméritus II tomara su puesto en el medio del escenario rodeado de sus Espectros.

Con movimientos suaves y decorosos el Papa marca el tiempo con su bastón mientras toma el centro del escenario y contempla su pequeña Plaza de San Pedro si inmutarse.

Inmediatamente inicia Per Aspera ad Inferi  y aunque la voz del Papa se escucha algo baja logran demostrar la potencia de su sonido que es más pesado que el de sus registros de estudio, una sorpresa gratamente recibida con los fans.

Ghost se asegura de no perder el moméntum con el enganche de Ritual, el hit de Opus Eponymous su primera placa de estudio, y con la voz de Eméritus II ya emparejada logran invocar los infames coros por los que el público argentino ya es conocido, que acompañan el riff con el que muchos conocieron a Ghost.

Las bendiciones no paran de llover con Prime Mover, Secular Haze y Con Clavi con Dioque combinan sus dos discos de estudio de forma magistral para recorrer todo su sonido.

Papa Eméritus II es carismático, logra demostrarlo detrás de la máscara y sus lentes de contacto. El Pontífice de la oscuridad tiene un acento italiano que se marca fuertemente mientras agradece al efusividad del público diciendo “muchas gracias everybody” con un tono que no demuestra emoción mientras reparte besos desde un papa móvil invisible.

El escenario es un show a parte. En el lado derecho una mesa exhibe una biblia, un cáliz, un crucifijo y un incensario en el que arde palo santo. A sus espaldas un telón con vitrales que muestran demonios y llamas, la mitología de su culto. Es tal vez el detalle más escondido el más especial, las luces verdes suspendidas por sobre sus cabezas tienen las bombillas dispuestas en forma de Estrella de David utilizada por las alquimistas para representar la unión entre el cielo y la tierra.

El oscuro homenaje a Here Comes the Sun (cover de The Beatles) llega justo después deDeath Kneel y tal vez sea la primera vez que muchos de los presentes pudieron escuchar música de los Beatles en vivo y en directo. La versión no decepciona, el sonido envolvente y robusto que lograron crear la hace parecer una canción de autoría propia.

Siendo una banda con tan solo dos discos en el mercado (y un glorioso EP de covers) sorprende que se den el lujo de tocar el instrumental Genesis, lo que le permite descansar al Papa y da espacio para que los Ghouls se luzcan como los músicos que son, completos y virtuosos. A su regreso Eméritus II pide aplausos para cada uno de sus Espectros que el culto argentino no tarda en otorgar.

El Papa se toma su tiempo y dice que concurre en que “somos el público más ruidos de todos” y se gana un olé olé con su nombre.

Amagan a la despedida con el cover de Roky Erickson If You Have Ghost, otra canción a la que lograron imprimirle su estilo claro oscuro y siniestro que demuestra que la voz de nuestro Papa está en condiciones increíbles.

El encore llega de la mano de Zombie Queen y Monstrance Clock que definitivamente logran que escucharlos en disco ya no sea lo mismo para nadie. El Papa pide ayuda a nuestras melodiosas voces para terminar el show y cuando pregunta si alguien no va a cantar hay un valiente en uno de los balcones que levanta la mano y se liga un “well, fuck you man” de parte de Eméritus II que logra sacarle una risa a todo el recinto.

El cierre es emotivo y deja con ganas de más. Ghost deja el escenario luego de saludar brevemente y se termina.

“Nos vemos el año que viene niños” dice el saludo en su Facebook, ojala cumplan nuevamente con su promesa.

Crónica publicada en Buenos Aires en Foco

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s